simple website templates

Bibliografía y documentación
sobre Las Españas


Ninguna afirmación sin el soporte de datos, hechos objetivos y fuentes auténticas.


EL IMPERIO AZTECA - NICAN MOPOHUA - BIBLIOTECA COMPLUTENSE - FERNANDO CERVANTES DESMONTA LA LEYENDA NEGRA - CATECISMO CIVIL DE ESPAÑA (1808) - Historia del Imperio Español, PEDRO FERNÁNDEZ BARBADILLO - Genealogía de Occidente, JAUME AURELL CARDONA - Verdades y mitos contra la Iglesia Católica, La historia contra la mentira, GABRIEL CALVO ZARRAUTE - Napoleón Bonaparte - José Bonaparte - Cardenal Richelieu - Otto von Bismarck - Hipólito de Taine - Alexander von Humboldt - Víctor Pradera - Ramiro de Maeztu - Manuel García Morente

Pedro Fernández Barbadillo. Eso no estaba en mi libro de Historia del Imperio español.

Eso no estaba en mi libro de
Historia del Imperio Español,
PEDRO FERNÁNDEZ BARBADILLO (2020)

España fundó la Hispanidad. Los españoles fueron los primeros en cruzar el Atlántico, los primeros en descubrir América, los primeros en circunnavegar el globo, los primeros en crear una moneda aceptada en los cinco continentes, los primeros en organizar una campaña de vacunación de ámbito mundial, los primeros en levantar catedrales, universidades y hospitales en el nuevo mundo, los primeros en prohibir la esclavitud de los pueblos conquistados. Se podría seguir con una larga lista, mencionando la rueda, la agricutura, la ganadería, las expediciones científicas, las gramáticas indígenas, la medicina, la evangelización... Proezas que han colocado a España entre las pocas civilizaciones y culturas imprescindibles para la historia de la humanidad. 

García Morente.



Ideas para una Filosofía de la Historia de España - Discurso pronunciado en la inaguración del curso académico 1942-1943. 
MANUEL GARCÍA MORENTE.
Texto del discurso

Hay momentos de la historia que parecen expresamente dispuestos por la Providencia divina para que con más ahinco, con más gravedad y profundidad, enderecemos nuestra mirada hacia lo alto y pidamos al cielo protección y amparo. Dios envía a su inescrutable antojo la bonanza y la tormenta. Mas durante los períodos de bonanza que, a veces, concede Dios a la humanidad, el hombre sucumbe fácilmente a la tentación de creer que el paso lento y regular de los acontecimientos, en una normalidad ecuménica, no es obra de Dios, sino efecto de leyes naturales de la historia, de la sociología, de la psicología, de la economía.

El orgullo del hombre llega a veces —sobre todo en tiempos de próspera regularidad— al extremo de olvidar que la suprema dirección del transcurso histórico pertenece a Dios, y creer que la vida de los hombres —tanto la individual, como la colectiva— puede quedar íntegramente determinada por las averiguaciones científicas que obtiene el ejercicio metódico de la razón. Pero un día, de pronto, en el horizonte sereno, aparecen densos nubarrones de tormenta. Estalla el conflicto; sobreviene la crisis. La vida —la vida de cada hombre en particular como la vida nacional y aun la vida de toda la humanidad— se hace angustiosamente problemática. Las leyes de las ciencias sociales, morales, jurídicas, económicas, esas leyes naturales de que tan ufano se sentía el hombre, revélanse imprecisas, ineficaces, insuficientes, falsas. El hombre —que se imaginaba timonel omnipotente de su propio destino— vese de pronto náufrago en un mar de incertidumbre e incapaz de prever y preparar el futuro más inmediato. Los acontecimientos se precipitan. Vívese en pocos días mucho más y más intensamente que antes se viviera en años. Lo inesperado acontece. Lo que razonablemente podía esperarse no se realiza. La muerte ronda en torno nuestro; nos acecha y cae sobre nosotros como el tigre sobre su presa. Dijérase que la vida se encajona en estrechuras de torrente y catarata; y que la historia acelera su curso, rindiendo en pocos años, y aun en pocos meses, trayectorias que, en otros períodos, hubiera nenecesitado para recorrerlas decenios y aun acaso una evolución secular. En estos momentos es cuando el hombre vuelve la vista a Dios. El angustioso espectáculo de su pequeñez y de su impotencia le remite al origen de toda grandeza y de toda fuerza. El vendaval que sacude las altas construcciones humanas, sobre la faz de la tierra, enciende o reaviva en la intimidad de las almas —de muchas almas— la llama clara de la fe, de la serena esperanza y del amor a Dios. ¡Gracias sean dadas a la insondable Providencia, que en estos períodos de probación consiente los males para extraer de ellos muy mejores bienes y, a veces, para enderezar el curso torcido de muchas vidas, tanto de individuos como de naciones!

Pedro Fernández Barbadillo. Eso no estaba en mi libro de Historia del Imperio español.

Escudo de armas original del Rey Felipe II de España, incluido en el Habsburger Weltgeschichte, de Hans Tirol y Jörg Breu.
Cuando Felipe II pierde el águila bicéfala en su escudo de armas, porque su tío Fernando hereda el Sacro Imperio Romano Germánico, colocó inicialmente dos grifos enfrentados a cada lado del escudo con un ala saliendo a cada lado. Así la imagen que da el escudo, con los dos grifos, se corresponde a la de un águila bicéfala.
Con esta heráldica, el rey quería dar a entender que él no tenía el título de emperador, pero era él quien, a diferencia de su tío Fernando, tenía un imperio oceánico a lo largo del mundo, donde no se ponía el sol.
Fuente: FB Soldados del Rey: Ejércitos de España.

EL IMPERIO AZTECA — El pueblo azteca, convencido de haber sido elegido por los dioses para una misión grandiosa, fue desplazando a otros pueblos. En 1400 toda la tierra vecina del lago estaba en sus manos. En 1500, poco antes de la llegada de los españoles, el imperio azteca reunía 38 señoríos, y se sustentaba en la triple alianza de México (Tenochtitlán), Tezcoco y Tacuba (Tlacopan).

Grandeza y miseria de los aztecas


NICAN MOPOHUA — Éste es el documento histórico en el que se relata las Apariciones de Nuestra Señora de Guadalupe a Juan Diego, indígena azteca, ocurridas del 9 al 12 de diciembre de 1531. Es un escrito originalmente en lengua náhuatl "lingua franca" en Mesoamérica, y todavía en uso en varias regiones de México. El título completo es: "Aquí se cuenta se ordena como hace poco milagrosamente se apareció la Perfecta Virgen Santa María, Madre de Dios, nuestra Reina; allá en el Tepeyac, de renombre Guadalupe".

Nican Mopohua                                       Nican Mopohua


BIBLIOTECA COMPLUTENSE — Libros, revistas, tesis, bases de datos, materiales audiovisuales, etc., suscritos o localizados en la UCM y la AECID, con acceso a renovaciones, reservas, listas personales, etc.

Cisne - fondo documental de la Complutense

Pedro Fernández Barbadillo. Eso no estaba en mi libro de Historia del Imperio español.

Historia desconocida del descubrimiento de América (2021)
LUIS ANTEQUERA
¿Quién dejó plasmadas las vías marítimas de ida y vuelta en las rutas americanas? ¿Quién robó el oro americano? ¿Qué aportó España al Nuevo Mundo? ¿Qué supuso la nueva lengua para los aborígenes americanos? ¿Cuál es el papel de USA en la creación de la leyenda negra que se atribuye a ingleses, franceses y holandeses?
Este libro pone el foco en aspectos históricos muy importantes, casi desconocidos y muchas veces desfigurada por mitos o leyendas, que durante siglos se ha vertido en una pésima historiografía: la leyenda negra alimentada por extranjeros y por algunos españoles, frente a la magna obra civilizadora española acometida entre los siglos XV y XVIII. Una interpretación incorrecta, basada en bulos y en la deformación de los hechos, es la causa no solo de la ofensa a España y a los españoles, sino de la confusión de cuantos se acercan con intención científica e imparcial a la Historia. Luis Antequera pone en el lugar que les corresponde los momentos más controvertidos de la obra española a lo largo de los siglos, con enfoques ajustados a la realidad histórica.

Pedro Fernández Barbadillo. Eso no estaba en mi libro de Historia del Imperio español.

Madre Patria (2021)
MARCELO GULLO OMODEO

En este monumental libro, se demuestra que la leyenda negra fue la obra más genial del marketing político británico, que de manera inconcebible los españoles se han creído la historia que escribieron sus enemigos tradicionales, que Cortés fue el libertador de los pueblos indígenas que estaban sometidos al feroz imperialismo azteca, que no fue Pizarro quien puso fin al imperialismo totalitario de los incas, sino los indios huancas, chachapoyas y huaylas, que las masas indígenas se mantuvieron fieles a la Corona hasta el final, que la responsabilidad de la disolución del Imperio la tuvo Fernando VII. Concluye señalando que nada separa a España de América, salvo la falsificación de la historia y que el futuro de ambas depende de que sean capaces de desterrar para siempre el mito de la leyenda negra.

FERNANDO CERVANTES DESMONTA LA LEYENDA NEGRA
Lo expuso ante la BBC. El historiador mexicano F. Cervantes relata cómo sucedió lo que dio lugar al mayor proceso de evangelización. Respecto a la supuesta conversión forzosa, cuestiona: «¿Cómo iban a imponer el cristianismo por la fuerza? ¿Con qué recursos si poblaciones como las de México tenían 20 millones de habitantes, y los españoles eran 1.000 escasos y 12 frailes?».

Mobirise

Además, la brutalidad de las prácticas de los mexicas, los muros de cráneos y los sacrificios humanos, sumado a los tributos exigidos y el aislamiento de rutas de comercio, lograron el rechazo de los pueblos vecinos que se convirtieron en el 99 % de los soldados que lucharon para lograr la caída de Tenochtitlán. Apenas el 1 % del aquel ejército eran españoles peninsulares. 
En cuanto a la esclavitud, Cervantes detalla que era la excepción y no la norma. Precisamente porque la ley castellana prohibía la esclavitud. Por tanto, esclavizar era jurídicamente un crimen. Por eso Cristobal Colón tuvo que parar en un calabozo. Los Reyes Católicos ordenaron que los indígenas esclavizados fuesen devueltos a su lugar de origen con la estricta orden de no permitir que nadie los revendiera. Los indígenas eran vasallos y no podían ser esclavizados. Mediante una cédula real, la Reina Isabel la Católica dejó expresa la orden de garantizar no solo su libertad, sino su derecho a propiedad como señores de sus tierras.

CATECISMO CIVIL DE ESPAÑA (1808) — Durante el gobierno de José Bonaparte, tras las abdicaciones de Bayona y después de la victoria de Castaños en la batalla de Bailén (1808), el 25 de septiembre de 1808 se constituyó, con sede en Aranjuez, la Junta Suprema Central, que sería el órgano legislativo y ejecutivo de oposición a Bonaparte. Funcionaron estas Juntas Supremas hasta el 30 de enero de 1810, en el que se disolvieron, después de que el Consejo de Castilla declarase nulas las abdicaciones de Bayona y al crearse el Consejo de Regencia de España e Indias. 

Catecismo Civil de España.

Durante la Guerra de la Independencia, de 1808-1814, los líderes españoles en la rebelión contra los franceses usaron todo tipo de recursos, para resucitar el patriotismo entre la población española y el odio al francés invasor. En 1812, Juntas Supremas de 18 provincias de España editaron un catecismo patriótico, que recibiría en cada edición títulos similares: “Catecismo Patriótico Español ante el Invasor francés”, “Catecismo Civil de España”, etc. Redactado por la Junta Suprema Central, se hizo su impresión, distribución y posterior difusión entre las Juntas Supremas Provinciales constituídas. Sigue el formato del catecismo tradicional, cambiando la temática católica de la fe por la del españolismo. Se redactó con la estructura de preguntas y respuestas, para facilitar su comprensión y memorización inmediata. Enseñaba que el enemigo eran los franceses invasores. Todo el texto giraba en torno a la recuperación de la españolidad frente a este invasor.

Facsímil del Catecismo


Genealogía de Occidente, J. AURELL (2019)

Genealogía de Occidente, JAUME AURELL CARDONA (2019)
Este libro se propone una revisión de la historia de Occidente, rastrea las improntas del pasado que son reconocibles en nuestro presente y descifra las huellas de los lugares esenciales, los personajes celebres, los eventos trascendentales y las tendencias intelectuales que Occidente reconoce como propias, lo que hoy llamaríamos su ADN: las ricas metrópolis de la Antigüedad -Jerusalén, Atenas, Roma, Antioquía, Alejandría y Constantinopla-; las opulentas ciudades comerciales medievales y renacentistas -Brujas, Venecia y Florencia-; la prodigiosa expansión del cristianismo; la dolorosa escisión entre Roma y Constantinopla; La Meca; las figuras de humanistas y científicos -Galileo, Newton, Leonardo da Vinci-; los imperios transoceánicos español y portugués; la consolidación del estado moderno; el capitalismo; la ciencia moderna; los deslumbrantes centros neurálgicos de la modernidad -Londres victoriano, la Viena fin-de-siglo, el Berlín de entreguerras, el París de los artistas-; el idealismo de los años sesenta y la perplejidad algo titubeante del presente. 

No es ésta una historia sistemática del pasado, sino un relato de los procesos, las ideas y los eventos de Occidente que han pasado a formar parte de su identidad.
El autor, profesor de la Universidad de Navarra, se propone repasar el conocimiento del pasado y reflexionar sobre el presente, investigando aquellos aspectos politicos, sociales, económicos, culturales, intelectuales, artísticos y religiosos de las civilizaciones que han dejado huella en los valores del presente, con ánimo de comprender mejor quiénes somos, de dónde venimos, cómo somos y qué deuda tenemos con cada periodo del pasado.
Una lectura que ayuda a tomar perspectiva, expandir los valores del patrimonio de Occidente y contribuir así a una mejora objetiva del mundo.


Gabriel Calvo Zarraute.

VERDADES Y MITOS CONTRA LA IGLESIA CATÓLICA
— La historia contra la mentira — 
Gabriel Calvo Zarraute.


La historiografía actual entabla un duro combate para desmontar la mentira con que la leyenda negra antiespañola ha envenenado el mundo, y especialmente España, durante cinco largos siglos. Dicha leyenda negra es esencialmente anticatólica debido a que España se convirtió en la punta de lanza del catolicismo, a nivel doctrinal, político y militar, durante el siglo XVI contra el protestantismo y el islam.
La verdad del rigor de la investigación histórica no ha llegado al pueblo a causa de la manipulación de pseudohistoriadores, cuyas tesis han popularizado los medios de comunicación y la enseñanza.
Esta obra se propone desenmascarar y rebatir, de un modo divulgativo y accesible, las raíces históricas del anticatolicismo actual, y por extensión antiespañol. 

La Edad Media, la Inquisición, las cruzadas, la conquista y evangelización de América y la relación con el nazismo nunca han sido contados de este modo por la Iglesia actual, víctima del complejo políticamente correcto que impone el pensamiento débil de occidente.

Enlace a la referencia

Ramiro de Maeztu y Víctor Pradera.

VÍCTOR PRADERA

Según Rafael Gambra, Víctor Pradera fue, junto con Ramiro de Maeztu, una de las dos grandes figuras doctrinales del «Alzamiento Nacional».

En frase del conde de Rodezno, "El Estado nuevo", de Pradera, y la "Defensa de la Hispanidad", de Maeztu, «constituyen la concreción más cabal del pensamiento político español y los exponentes más acusados de la contrarrevolución en el plano intelectual».




RAMIRO DE MAEZTU

“No hay en la Historia Universal obra comparable a la realizada por España, porque hemos incorporado a la civilización cristiana a todas las razas que estuvieron bajo nuestra influencia”. 

RECOPILACIÓN CRESTOMÁTICA

“A los españoles les gusta renegar de su país y de sus instituciones, pero no permiten que lo hagan los extranjeros”. Napoleón Bonaparte

“Hacen falta muchos medios para someter a España (…) Este país y este pueblo no se parecen a ningún otro”. José I Bonaparte

“Tan cierto es que los españoles aspiran al dominio mundial, como que sólo su escaso número se lo impide”. Cardenal Richelieu, duque de Fronsac y par de Francia

“A los españoles por mar los quiero ver, porque si los vemos por tierra, que San Jorge nos proteja”. Un oficial británico

"Nunca nos habíamos enfrentados a un soldado de infantería como el español. No se derrumba, es una roca, no desespera y resiste paciente hasta que puede derrotarte". Un coronel sueco en la batalla de Nördlingen

“España es el país mas fuerte del mundo, los españoles llevan siglos intentando destruirlo y no lo han conseguido”. Otto von Bismarck

“Hay un momento superior en la especie humana: la España desde 1500 a 1700”. Hipólito Taine

“La Humanidad debe gratitud eterna a la Monarquía Española, pues la multitud de expediciones científicas que ha financiado ha hecho posible la extensión de los conocimientos geográficos”. Alexander von Humboldt